Archivo del sitio

Amar desde el interior

Soledad (1)

El Amor es un sentimiento, una increíble sensación que te invade y que te acaba atrapando con su hipnótico poder.

Hay tantas formas de amar como tipos de personas que te puedas encontrar, pero bajo mi opinión, las diferencio en solo dos: las personas que pueden y las que no pueden amar de verdad.

Por mucho que haya deseado auto engañarme en una relación queriendo ver las cosas de otra forma o que fueran como a cualquiera le hubiera gustado, había una realidad aplastante que no paraba de mostrarme que la persona con la que estaba no me amaba de verdad.

Pero el corazón tiene razones que la razón no entiende…por eso he soportado tanto…
Hasta que llega un día que te das cuenta de que estás nadando contracorriente y que la esperanza solo reside en mi corazón y ese lugar puede cambiar mi vida, pero hay cosas que no dependen solo de uno mismo, y aceptarlo, es madurar, pese a que mi alma se parta en mil pedazos, que la melancolía me envuelva y que la tristeza se plasme en mis ojos.
No suelo rendirme nunca y lucho constantemente por todo aquello que creo, por lo que es puro. Pero finalmente dejo de hacerlo cuando veo que no puedo con tanta injusticia y con una balanza tan desequilibrada. Cuando decido, aunque sea tarde, comenzar a pensar en mí mismo, porque ves que la persona que tienes a tu lado, jamás va a cambiar y te va a hacer sufrir siempre.

El amor ha de ser recíproco. El hecho de dar amor es igual o más placentero que el de recibir. Pero la persona que no ama de verdad disfruta más si la aman a ella que al contrario.

Considero que no soy una persona fácil, tengo bastantes defectos, soy impulsivo, de carácter fuerte e inconformista y con una mente demasiado inquieta. Con lo cual el hecho de exigir en una relación parece que sería como no querer ver que nadie es perfecto, empezando por mí mismo. Pero es que no se trata de eso lo que pienso.

Una relación no se puede basar en que a los dos les gusten las mismas cosas, el cine, la playa, o cualquier afición. Quizás esto parece lo más importante para otras personas, pero ya no, para mí. Es genial poder coincidir en gustos, modos de vida y en general con aspectos que dan la sensación de que dos personas encajan. Pero para mí, hay algo mucho más importante para que una relación funcione: con ello me refiero a la entrega del verdadero interior de una persona, el de su alma.

Y ese interior lo puedes ver a través de su empatía, compromiso, respeto, comprensión, cariño, confianza, su preocupación por ti y sobretodo que te defienda de cualquier cosa que te pueda hacer daño, empezando por ella misma. Porque es así como yo amo, porque pese a mis defectos, soy un hombre de ética, con valores, cariñoso, todo yo, coraje y pasión, creyendo y defendiendo todo lo que quiero. Porque en definitiva, cuando amo de verdad su felicidad es la mía.

La carencia de estas cualidades o peor aún, recibir lo contrario a lo que uno da, hace que tu energía se vaya consumiendo, que tu carácter se vaya distorsionando, que al final confundas quien eres en realidad.

Solo pienso que:

Hay que amar, pero sin perder la cabeza, sin enfermar. Perdonar solo cuando hay arrepentimiento. Y sobre todo, si alguien te hace daño, que después sea consciente de ello y lo subsane para no repetirlo en un futuro, fruto de la experiencia, el entendimiento y la comunicación, igual que como yo hago.

¿Por qué.. Tiene sentido perdonar a quien no está arrepentido? Acaso, ¿hay que explicar cómo te tiene que entender o cómo se ha de preocupar por ti?.. Es agotador, intentar hacer ver a quien no quiere mirar. Como dice la frase: “No hay más ciego, que aquel que no quiere ver”.

Y hacer esto, es forzar la situación , es no aceptar el hecho de que la relación no fluye, sino que se sostiene solo porque yo pongo el entendimiento por los dos, pero amar no es esto. En realidad todo se basa en un factor tan simple como el hecho de que:
Quien te quiere de corazón no te desea ver mal, es tolerante, paciente y dulce en sus formas.

Porque en realidad quien no ama desde el interior, jamás aunque las lea, comprenderá estas palabras, porque la que si lo hace con solo mirarte a los ojos… le sobra.

……..
Amar de verdad se basa en evolucionar junto a tu pareja, y en ese camino, ser los dos: Uno.
……..
Y en mi soledad, mi decepción y mi dolor me arropan…aunque hay algo que jamás me podré reprochar:

Que entregué una vez más, mi cuerpo y mi alma…solo me queda intentar recomponer mi interior, que parece que solo sabe Amar.

Tomás

Anuncios