Archivo de la categoría: Vida y muerte

Vida y muerte

Vida y muerte

 

Muerte, ya no te temo, puede que lo hiciera en mi niñez, antes de sufrir, cuando mi inocencia sólo permitía ser consciente de mi felicidad desmesurada, cuando mis sueños estaban al alcance de mi imaginación. Mis preocupaciones se concentraban en mi mismo .Descubría todo por primera vez, cuanta ilusión, cuanto conocimiento. Fue fantástico experimentar y vivir tan intensamente. No conocer la realidad me hacia feliz, tenia todo un mundo por ver. Tanta fuerza, tanta pasión. Todo era posible. Pero entonces pensaba en ti, tú eras mi destino. No podías arrebatar aquello que tanto amaba ,mi derecho a vivir. No te aceptaba, te temía, te respetaba.

Hoy es distinto, no te voy a aceptar porque sabes que por mi carácter me rebelo ante todo, también ante ti, pero ya no te temo, porque hay cosas mucho peores que aceptar tu destino.

Vida. Siempre aparentemente tan positiva, tan llena de pasión, haces que todo exista. Pero no por eso te consideres mejor. Porque me das la oportunidad de conocer, de experimentar, de vivir pero también de llorar, de sufrir de dejar de desearte. Porque yo lucho cada día por ti, porque lo doy todo y no te es suficiente, porque juegas con la suerte, con el destino, con la injusticia, porque permites la intolerancia, la maldad, la hipocresía, la traición. No te mereces mi respeto, porque yo he jugado limpio. Porque no puede ser que permitas todo lo que pasa en el mundo, porque careces de sentido si fuiste creada para ello. Porque no puedes dar vida, si traes enfermedades, si matas ilusiones, si destruyes sueños.

No temo a la muerte porque la veo venir, porque aunque cruel, no se oculta tras una máscara, En cambio, tu , vida, disfrutas creando ilusión para después arrebatarla. Pero no te preocupes, amárgame, destrózame, intenta por todos los medios destruirme porque aunque ahora te tema a ti porque la agonía es vivirte, se cúal será mi destino, se cúal será mi suerte. Ahora no pienses en ningún momento que aceptaré tus normas sin más, que no intentaré luchar todos los dias por ponerte las cosas difíciles y aunque nunca pueda conseguir mis sueños te juro que moriré protestando, siendo yo mismo. Y aceptaré mi final, porque me iré algún día lejos de ti, porque al final te ganaré, porque serás poderosa pero he nacido con un derecho que ni tu me podrás quitar: el derecho a la mortalidad

 

 

 

Tomás

Anuncios