Archivo de la categoría: Mi realidad más triste

Mi realidad más triste

 

 

 

Mi realidad más triste

 

 

 

Como en la peor de las pesadillas

Vivo hoy mi realidad más triste,

Las lágrimas inundan mi garganta,

Mi corazón roto, deshecho en tantos pedazos inservibles

 

Cálmate niño,

Llora, suelta tu desesperación y  suelta todo lo malo que te está matando por dentro,

Jamás pensastes que la vida significaría sufrir tanto,

No podrías imaginarte que quien ama de verdad, no recibe siempre amor,

Que aunque siempre hayas sido legal hay quien responde con traición

 

No te culpes por haberle justificado siempre lo imperdonable,

Que sólo en la vida te ha regido el amor

Y eso no te ha cegado, sino que siempre has soñado con ver su evolución

 

Levántate, por favor, no te mueras ya,

Lucha siempre, aunque sea sólo una vez más,

Que tanta injusticia y mentiras no te podrán hundir más,

Que quien te quiere de verdad jamás duda de tu sinceridad

 

No intentes entender lo imcomprensible,

No te lastimes más por haberlo intentado,

No llores más por lo que no es justo,

No sufras más por quien te quiere de esta forma

 

Que si la mentira y la desconfianza son sus aliados,

Para ti lo han sido el amar sin preguntar,

Porque si sus amigos son, quien encima la han querido alejar,

Que favor me están haciendo, por ver, en quien  se iba a confiar,

 

Porque la verdad duele,

Pero más esta absurdad realidad,

Porque simpre has luchado por lo que es justo,

Y sólo has recibido maldad

 

No tengas miedo,

Porque esos brazos nunca te protegieron

Almenos, de quien te quiso abrazar,

Estás solo, pero vivo,

 Y vive, sólo vive, aunque sea una vez más

 

Porque amar, es no preguntar,

Porque aunque no la tengas entre tus brazos,

Sólo deseas que encuentre algunos que le puedan acunar,

Porque pese a todo la quieres, y

Solo deseas que no sufra nunca más,

Y sólo eso, sólo eso, es amar

 

Y piensa, sólo piensa

En su triste soledad,

porque tu lo has dado todo y eso será lo que te deje vivir en paz,

Que pese a su odio y rabia,

Tu sólo le deseas felicidad,

Que ya tiene bastante con perder al que nunca podrá volver a amar,

 

 

 

 

 

Desde la tristeza más profunda:

 

 

Tomás