Archivo de la categoría: Feng Shui

Feng Shui

FENG SHUI

 

Introducción:

– Los periodos felices e infelices que experimentamos se reflejan en las capas áuricas que nos envuelven. Muestran la energía que se esconde tras nuestros sentimientos y emociones. También manifiestan la calidad individual del espíritu de cada uno, así como la energía de su entorno.

– Las fuerzas del ying (mal) y el yang (bien) se mueven en el aire cósmico que te rodea. Cómo influyen en tu bienestar se refleja en la trinidad de la suerte (es decir, la suerte del cielo, de la tierra y de la humanidad) que concierne a todos los seres humanos.

– Existen aspectos de nuestra vida que no podemos controlar. Estos aspectos están relacionados con la suerte del cielo (es decir, el destino que te es asignado en el momento en que llegas a este mundo). La suerte celestial representa un tercio de las energías que influyen en en tu bienestar.También existe la suerte terrenal y la suerte humana, que están bajo nuestro control y que juntas, pueden ser lo suficientemente poderosas para superar cualquier suerte negativa decretada por nuestra suerte celestial.La suerte terrenal es la calidad de la energía de nuestro espacio vital (vivienda) y la suerte humana manifiesta la calidad de nuestro yo interior.

– Lo bueno de todo esto es que cuando tus capas áuricas están muy cargadas o el vigor de tu espacio queda estancado, puedes revitalizar y reactivar la energía que afecta a tu vida.

 

Desarrolla tu percepción de la energía

Cuando sintonizas con el chi que te rodea empiezas a ser más consciente de la energía. Esta conciencia es muy poderosa, ya que te ayuda a desarrollar un cierto sentido y mucha percepción por lo que se refiere a las energías cósmicas que afectan a tu bienestar. También refuerza la reactivación del chi estancado y desbloquea obstáculos que impiden su movimiento.

– Generalmente trae buena suerte, ya que devuelve el brillo positivo que suele acompañar el fuerte flujo de energia interior, renovando tu confianza. Tales cambios producen poderosas curaciones donde antes había enfermedad, construyen armonía donde antes había discordia y reintroducen una nueva y fabulosas fuerza donde antes imperaba la debilidad. Verás como acaba la mala suerte y la buena suerte fluye libremente de nuevo en tu vida. Cuando superas tu bagaje anterior y te deshaces de los objetos inútiles de tu espacio, te sientes más ligero.A medida que limpies tus caompos áuricos de afflicciones y de cosas negativas y liberes tu espacio de energía anquilosada, te sentirás mentalmente más lúcido. Te considerarás más confiado al reactivar el vibrante chi yang de tu cuerpo y del espacio en el que vives. A medida que tus buenas sensaciones se expandan, también mejorará notablemente tu buena fortuna.

– Existen diferentes formas de desarrollar tu percepción de la energía. Básicamente, debes sintonizar en la frecuencia de las otras vibraciones. Cuando lo logres, desarrollarás la sensibilidad necesaria para detectar cómo se manifiestan las diferentes energía y se dinamizan las esencias físicas o energía, en el espacio que te rodea. Podrás sentir si la energía es pura y poderosa o si, en cambio está contaminada y débil.

Cuando sintonices con tu propio campo áurico personal sentirás las sensaciones ocultas que vibran y laten alrededor de tu cuerpo físico. Al sintonizar con tu aura, te vuelves má sensible a los estímulos exernos y entiendes con mayor profundidad cómo te afecta tu campo energético.

Puedes desarrollar una gran sensibilidad hacia el ambiente y la energía que dominan tu espacio vital y laboral. Todo lo que tienes hacer es esforzarte conscientemente para sentir la energía en el aire que respiras. A veces ayuda si cierras los ojos suavemente, porque faciclita que te concentres en todo lo que hay en tu espacio de vida. Apelas a tus cinco sentidos para que, además de tu sentido de la vista utiliza los demás.

 

Vive el momento

– Cuando realmente vivas el momento (un estado de conocimiento consciente) te darás cuenta de la cantidad de objetos que has almacenado a lo largo de los años.

– Y cuando sintonices interiormente con tus reacciones y actitudes espontáneas, tambien te volverás sumamente consciente de tus pensamientos negativos, tus prejuicios, la visión parcial que tienes sobre las relaciones de tu vida, etc. La energia del yin ha tomado el control de nuestras vidas y las domina.

 

Limpieza física y espiritual

– Si no nos deshacemos de los trastos físicos y mentales nuestra esfera energética se sentirá debilitada. Es crucial mantener todas las energías que te rodean vibrantes y vivas, lo que potencia la creación de nuevos caminos para que el alma crezca, se desarrolle y prospere.

 

Abre canales, desbloquea la energía

Revitalizar tu vida y tu hogar debería ser una actividad excitante, agradable, porque ese tipo de tareas abren los canales y desbloquean el flujo de energía para que la luz y el chi puedan impregnar cada poro de tu cuerpo y cada átomo del espacio que te rodea.

La revitalización de la energía siempre hace que ocurra algún acontecimiento trascendente. Llegas a unos niveles superiores de conciencia y aveces a otros estdos de conciencia y reinos de realidad coexistentes. Estos diferentes reinos están en armonía cuando sus energías son capaces de fluir sin obstáculos. Tu aura y tu casa se ven afectadas no sólo por los objetos y las formas físicas que te rodean, sino también por la energía espiritual suspendida que penetra a través del tiempo y el espacio.

– Todas las formas de vida son energía, y todas ellas te afectan. Existe una conexión energética física y espiritual entre tú y tu casa. Las aflicciones espirituales de este campo energético provocan colapsos en el reino físico y viceversa.

– Cuando se aceptan todos estos principios, es más fácil mover el chi, cambiar la energía de tu interior, de tu casa, y consiguientemente de tu vida. Al aceptarlos, la transformas y la revitalizas. Todas las energías latentes de tu alrededor y de tu interior confluyen para que recibas la energia de tu hogar y para que éste absorba tu esencia.