Archivo de la categoría: El tiempo: vivir ahora

El tiempo: Vivir ahora

 
 
 

El tiempo: Vivir ahora

 

Plantearnos nuestra vida es una constante referencia al tiempo. Solemos pensar poco en el presente, obsesionados con un futuro incierto, marcados por un pasado inalcanzable ya…

Creo que sinceramente, deberíamos olvidarnos del cómo han pasado las cosas o pasarán pero jamás de los porqués…o de todo aquello que te motiva o te nace de forma instintiva.

 

Sobre el pasado, me repito y una y otra vez, que no tiene vuelta atrás, que cada decisión que fue tomada es ya irrevocable, que cualquier suceso sufrido no tiene más salvación que el superarlo. Es imposible cambiar la mayor o menor equivocación de tu vida, o cualquier cosa vivida, haya pasado hace 15 años, 8 meses o 5 minutos…Es tener presente que solo se puede mirar hacia adelante…que experiencias buenas y malas, te forman como persona, te nutren, te han hecho vivir…De todo ello viene la asimilación que es aquella sensación que sin mirar atrás, te permite saber quién eres aunque tu situación en la vida no sea la que esperes, y poder pasar página de una vez, para rehacer tu nueva vida.

 

Acerca del futuro, diría que hay que tenerlo siempre en cuenta, para saber cuáles son tus objetivos en la vida, no marcárselos muy detallados, porque la evolución te va haciendo cambiar sueños y objetivos, porque la vida te sorprende demasiadas veces impidiéndotelos conseguir. Hay que hacer planes para un futuro, viendo la sendera de un camino pero jamás permitamos que ese sueño nos enturbie el caminar…jamás dejemos la felicidad o el querer hacer lo que deseamos para ese futuro.

 

Vivimos en el presente…siempre. Es aquello que tenemos en este mismo instante. El que soy y escribe ahora…solo eso, o quizás todo ello.

Estoy en este presente, sabiendo por lo que he pasado, teniendo menos sueños que antes para el futuro, pero quizás más auténticos, pensando que es este yo el que piensa y actúa, el que se lo plantea todo. El que sabe que la actitud es la clave de la felicidad, que el coraje es tu motor, que ser positivo es la única elección, que hay que aceptar la realidad y el pasado, que hay que luchar por lo que se quiere, y también saber por lo que no puedo luchar, tener en cuenta que hay cosas que jamás dependerán de uno mismo, vivir con la mejor de las intenciones y perdonarte si no consigues las cosas a pesar de todo.

 

Y creo que no solo hay tener presente todo eso…Sino pensar más allá de uno mismo, más allá de la propia familia, amigos, entorno…Basta con poner simplemente las noticias en la tele, para ver una realidad que nos deja más despiertos…llena de injusticias, crueldades, pero también de tanta vida..o quizás a veces me es suficiente con pasear por la orilla del Mar y perderme mirando las Estrellas, viendo que siempre hay mucho, pero mucho más de lo que solemos ver…Que demasiado tiempo llevamos puesta una venda en los ojos, que no nos deja ver más allá…

 

No por todos mis planteamientos y escritos, dejo de valorar todo aquello que tengo sino todo lo contrario, aunque no lo parezca, pero eso ya forma parte de mi carácter inconformista.

 

La vida es un juego que te obligó a participar y comenzaste a hacerlo en el momento de nacer. Por ello teniendo claro la vida y la muerte, ese bucle infinito, has de saber mover tus fichas, dejando de nadar contracorriente para fluir con la energía que nos rodea, aquella que solo la puede ver la intuición y sigue el camino de lo auténtico. Somos fruto de todo, tenemos el inmenso poder de pensar, compartir, de amar, de disfrutar del Mar, la Música, etc…ya es hora de que nos permitamos ser felices, de que hagamos un verdadero reset, para poder perdonarnos y valorarnos como realmente somos. Para poder disfrutar de la vida sin pensar en el tiempo.

 

Soy yo, el que vive ahora…

 

 

 

 

 

Tomás

 

 

 

 

Anuncios