Mi añorada realidad distorsionada

 
 

¿Cómo arranco esta tristeza que está arrigada a mi corazón? No quiero que forme parte de mí, pero es que me envuelve con sus garras, y aunque tengo resquicios de felicidad me posee y no me deja salir de este abismo.

Déjame de una vez ya, quiero ser libre, reúnete con mi soledad, porque tengo derecho a vivir de forma diferente. Debo encontrar la fuerza, aquella que me haga mirar solo hacia delante, aquella que me haga crear nuevos sueños.

Quisiera cerrar los ojos y al abrirlos visualizar otra realidad, para que termine de una vez esta pesadilla.

No quiero más falsas esperanzas, no quiero más esperar algo de quien no te va a dar nada, no quiero más sueños imposibles, solo quiero ser quien era yo; aquel niño ilusionado, aquel que todo el mundo veía tan especial, aquel que no había crecido todavía. Quizás tenía una realidad distorsionada, pero al fin y al cabo era mi realidad.

 

 

Tomás

Anuncios

Publicado el 2 agosto, 2008 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: