El oficio de vivir

 

Dicen que a cierta edad las personas nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que solo cabe el ímpetu de los años jóvenes.

 

Yo no se si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora, nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfrute tanto de cada momento de mi existencia

 

Descubrí que no soy perfecto, descubrí al ser humano que sencillamente soy. Con sus miserias y sus grandezas. Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecto, de estar lleno de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás.

Y a pesar de ello, quererme mucho

 

Cuando me miro al espejo ya no busco a lo que fui… sonrió al que soy…. Me alegro del camino andado, asumo mis contradicciones. Siento que debo saludar al niño que fui con cariño, pero dejarlo a un lado porque ahora me estorba. Su mundo de ilusiones y fantasía, ya no me interesa. Que bien vivir sin poner el listón tan alto! ¡Que bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!

 

"La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse"

 

(Anónimo)

Anuncios

Publicado el 11 junio, 2006 en El oficio de vivir. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Que buen mensaje, se puede complementar con el poema de Jorge Luis Borges, “Instantes”: “Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
    en la próxima trataría de cometer más errores.
    No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. (…)”

    Pretender ser perfectos es un grave error.. y se paga caro, porque en ocasiones debes montar todo un escenario para sostener una realidad que no es tan verdad….

    Caigo “a veces” en este error, de dármelas de fuerte y de sabelotodo… tratando de alcanzar la perfección, de no querer nunca equivocarme, de tener siempre la razón, y eso me hace terca y a veces.. un poco soberbia. Un buen artpículo que me hizo reflexionar y tratarè de aplicar…

    Aprovecho tambien para felicitarte, tienes un buen blog, buena música y muchas historias para leer. Gracias por compartirlas y sacar el tiempo para ello!!! Feliz noche..

    • Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que personalmente, siempre me he exigido demasiado y además pocas veces he conseguido perdonarme de mis errores. Ese ha sido un gran fallo. Nadie puede hacerte más daño que tu mismo, y el amor debe nacer desde uno y hacia uno mismo, para así poder amar todo lo demás. Dándonos cuenta de que nada es perfecto, veremos que la verdadera esencia no es buscar encajar sino fluir, conectar y dejarse llevar. Gracias por tus felicitaciones, encantado de que me visites. Mucha suerte en todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: